Nocturno Dos en Mutek México.

noviembre 16, 2011

Llegamos a El Plaza Condesa temprano, Paul Marmota aún no salía a dar inicio a una larga noche… Vueltas por aquí, idas y venidas por acá, saludos, abrazos y bebidas en mano esperamos. Sin presentación cualquiera la música se comenzó a sentir en todo el teatro. Paul tomaba los controlores del escenario y demostraba esa virtud y talento de que están hechos los Chilenos. Un set prolongado para ser quien comenzaba, la gente llegaba, se aconglomeraba y obserbava. Tras un tiempo incontable Kid Koala, con su desgastado disfraz, tomó las riendas y prendió inmediatamente a la ya multitud. Flashes por todos lados, gente bailando como si fuera el cierre de la noche, Kid Koala tumbó la casa. Lo que en realidad hizo fué dejarle el espacio preparado, a la gente sumergida en el ambiente electrónico a Machinedrum quien se adueñó rápidamente del complejo.

Beats, golpes, visuales y gente sumergida en trance Machinedrum dio cátedra de lo que un músico electrónico tiene que hacer frente al escenario. Aplausos inesperadamente Pearson Sound daba inicio al cierre de la noche. Todos reunidos, músicos cumpliendo con su tarea, gente embriagada y en el happy mode bailaba, observaba, en grupos o dispersos a un final que no dejó nada por desear. Misión cumplida, la segunda noche de Mutek México era un éxito por donde se le quisiera ver.

Súbitamente al mensaje de “rescátenme, vengan por mí, por favor” las tropas de Radioglobal y Static Discos se movilizaron rápidamente al domicilio. El resto de la noche es intimidad, complicidad y vagos recuerdos de la alta noche. Una Puma rugía fuertemente por la madrugada…

Resto de las imágenes

escrito por: humbertouu